• ehochhauser

EL TURISMO EN ÉPOCA DE PANDEMIA



Si hay un rubro que ha sido afectado seriamente por la pandemia, es el turismo, y es una verdadera lástima, ya que se trata de una actividad noble y hermosa que involucra a muchas personas y rubros. Desde guías de turismo, restaurantes, agencias de viajes, lustrabotas, vendedores ambulantes; hasta hoteles y artesanos, y esto solo por nombrar algunos sectores, ya que la lista de personas que se benefician del turismo es aún más larga.


En la mayoría de los casos, como en el rubro de los guías de turismo, comerciantes ambulantes, artesanos, entre otros, no contamos con ningún respaldo económico ni un salva vidas que nos proteja. ¿Y qué será de estos rubros si continúa esta pandemia?


El turismo es considerado una “industria sin chimeneas”, lo que hace que no solo se beneficien las personas, si no también el planeta y su ecosistema en general. Entonces, ¿qué podemos hacer para mitigar este tremendo impacto que afecta, por un lado, a la economía de miles de personas, y por otro, a esa terapia maravillosa que recibe cada pasajero que viaja por placer y conoce diversas culturas, paisajes y experiencias de vida que enriquecen el alma?


Lamentablemente no se pudo hacer ni se hace mucho al respecto, ya que este virus es tan creciente y potente que tiene a todos paralizados, en muchos casos confinados en un apartamento, o con suerte en una casa -tal vez con un jardín- y lastimosamente una de las posibilidades más lejanas es la de viajar.


Echar la culpa a alguien suele mitigar un poco la frustración y pena de lo que vivimos. Lo terrible en este caso es que no tenemos a quién culpar, y entre el silencio y la preocupación, no nos queda otra que aguantar y quedarnos donde estamos.


Pero no veamos todo lo malo, tratemos de no ser negativos, claro que sí se puede hacer algo. Aún es muy importante llegar a esos miles de personas que anhelan salir y seguir teniendo experiencias maravillosas gracias al turismo, y es hora de reinventarnos, de ser creativos y de ofrecer un bálsamo y dar la oportunidad de experimentar lo que ofrece el turismo, aunque en este caso tenga que ser virtualmente.


Personalmente, en la pandemia me dediqué a escribir. Inicialmente me sumergí en la escritura de un libro sobre una cultura fascinante como es Tiwanaku, aquí en Bolivia, y el resultado es TIWANAKU LOS MISTERIOS DE UNA CULTURA MILENARIA, un libro que pueden encontrar en esta página web.


Además, escribí un nuevo libro llamado UN LUGAR MÁGICO EN EL CORAZÓN DE SUDAMÉRICA –BOLIVIA, en el que plasmé el resultado de mi experiencia como guía de turismo viajando por todo mi país durante más de 37 años, logrando así esta “joyita” con más de 700 páginas y algo más de 1200 fotografías propias. Es un recorrido fantástico por Bolivia y su gran diversidad. Este libro estará disponible muy pronto en 3 idiomas: español, alemán e inglés.


Pues sí, definitivamente se puede. Usemos nuestra creatividad para que el turismo no muera. Esta pandemia no durará toda la vida, en algún momento se detendrá y los amantes de los viajes tendrán información muy interesante para decidir adónde ir. Estoy seguro de que la gente estará muy motivada, agradecida y saldrá de viaje en gran escala luego de este histórico confinamiento.



¡¡¡VAMOS QUE SÍ SE PUEDE!!!



70 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo